EL BORDÓN SCOUT.

Uno de los utensilios que formán parte de la vida scout es el bordón. Baden Powell en su libro "Escultismo para muchachos" lo definía de la siguiente forma:

“El Bordón Scout es un aditamento útil del equipo Scout; personalmente, lo he encontrado de valor inestimable al atravesar las montañas, caminar por terrenos y especialmente en trabajos nocturnos en el bosque, o entre la maleza. Por otra parte, si se graban en él signos que representan otros tantos eventos, el bordón, gradualmente, se convierte en un registro y un tesoro para el Scout.

El bordón Scout es un palo fuerte, de más o menos la altura de vuestra nariz, graduado en centímetros y decímetros para poder medir. 

El bordón es útil para multitud de cosas tales como construir una camilla, conservar a raya una multitud, saltar una zanja, medir la profundidad del río y conservarse en contacto con el resto de la Patrulla, en la oscuridad. Si sostenéis el bordón con ambas manos horizontalmente, podrá servir de escalón a otro Scout que desee escalar un muro alto y quien a su vez os podrá tender la mano desde arriba.

Varios bordones podrán servir para construir un puente ligero, una cabaña o un mástil. Existen muchos otros usos para el bordón…”

Actualmente y desgraciadamente, este útil ha pasado a quedar abandonado por los rincones junto con el resto de material inservible, pasando a quedar completamente olvidado. 

Las utilidades prácticas que tenía eran bastantes, desde usarlo para pescar, como de camilla de salvamento, para orientarnos, para coger frutos de los árboles, medir la profundidad de un rio ... 

Comentarios