PRINCIPIOS SCOUT:


El escultismo tiene como pilares principales tres principios por la que todo Scout se rige. Están formulados para todas y cada una de las presonas que integran el Movimiento Scout y son la sigientes:

1. El Scout está orgulloso de sus creencias y las pone en práctica. Ello supone coherencia con las propias convicciones, creencias personales de carácter ético o espiritual y continua búsqueda de si mismo en este sentido. Esa coherencia supone actuación responsable con sus decisiones, ser consecuente consigo mismo. Un Scout debe implicarse activamente con los valores en los que cree, proyectarlos sobre su vida y en caso de practicar una confesión religiosa hacerlo cumpliendo con las exigencias concretas que ello le supone desde que libremente ha optado a ello.

2. El Scout es solidario con su comunidad. Este principio hace referencia al espíritu de servicio hacia la sociedad que debe regir los actos del Scout en su búsqueda de un mundo mejor. los Scouts no son educados en lo etéreo y abstracto, sino que adquieren un compromiso con la comunidad que les rodea. Un primer paso es el descubrimiento: no se ama lo que no se conoce. Para conocer es preciso comenzar a experimentar por lo más cercano (el propio pueblo o barrio) y pasar después a comunidades más amplias incluyendo sus valores y rasgos de identificación que como personas necesitamos.

3. El deber del Scout comienza en casa. Este principio hace referencia a la interiorización del Escultismo como estilo de vida que está presente en todos los ámbitos de acción del Scout y comienza en el seno de su propia familia. El Escultismo es colaborador y complemento educativo de la familia y de la educación formal y contribuye con su método a la educación que en el hogar recibe del entorno familiar. Desde el respeto a las distintas formas de familia se parte de que los Scouts tienen obligaciones en su familia y que además tienen las mismas sin distinción por su sexo

Comentarios